Estuche sardinas en aceite de oliva "Ramona"

Bibliographic Details
Identifier:MA_DE_0047
Principal denomination:Estuche sardinas en aceite de oliva "Ramona"
Generic classification:Industria conservera. Envase
Reasoned classification:El levantamiento militar y su triunfo transformó el país, todo cambia y la industria conservera se adapta al nuevo orden político, económico y social. El primer sacrificio fueron los mercados exteriores, teniendo en cuenta su origen como sector exportador, la pérdida de su esencia mudará el statu quo de la industria y proyectará durante casi cuarenta años otro sector menos dinámico, debido a la escasez de materias primas que se saldó con medidas interventoras del Régimen, regulando la distribución de los cupos de materias primas esenciales para el aceite o la hojalata a los fabricantes. De este modo, el intervencionismo y el control estatal se afirmaron en todas las actividades económicas, en la llamada autarquía. Por todo ello en la postguerra y casi toda la década de los cuarenta la publicidad se centró en la «españolidad» de los productos (FERNANDEZ, 2006, pág 211), y los mensajes ensalzaban la victoria y el nuevo orden e ideario surgido con el franquismo. La escasez llevó, en muchos casos, a un nuevo auge en la producción de las salazones por la falta de hojalata y aceite, o envases de peor calidad como la chapa negra en vez de hojalata, o se aplicaba técnicas de desestañado por la alta reciclabilidad de estos envases. Sin embargo, es durante este periodo cuando más fábricas de conservas se crean, animados por la abundancia costera de sardina de los años de la guerra civil y la expectativa de negocio tenido en cuenta que la conserva es un artículo de primera necesidad en épocas de crisis, el historiador Xoán Carmona lo denomina una avalancha de creación de fábricas de conservas a finales de los años treinta y principios de los cuarenta que tendrá un efecto muy negativo para el sector conservero porque debido a la política de reparto de cupos de materia prima propio de la autarquía se mantenía artificialmente empresas marginales a costa de restringir la producción de los más eficientes. En cuanto a la publicidad durante este periodo se impregna de propaganda política al servicio del nuevo régimen y en defensa del producto nacional debido al aislamiento resultante España de la 2 ª guerra mundial. La prensa, la publicidad, la correspondencia empresarial, e incluso el packaging de las conservas, en todo se exteriorizaba la adhesión con saludos y exhortaciones entusiastas a Franco y al ejercito glorioso. Las conservas también se visten de valores nacionales y aunque la mayor parte de ellas se fabricaran en Galicia representan la mujer flamenca en sustitución de las figuras femeninas con ropajes regionalistas del norte peninsular típicamente representada en la primera etapa.
Technique:dibujo
Material:carton
Provenance:Conservas Cerqueira oficinas Vigo
Place:Vigo
Main Author: Conservas Cerqueira
id mus.1606
upc_str_mv XPRANF00100
objectid_str_mv MA_DE_0047
hidden_str_mv No
title Estuche sardinas en aceite de oliva "Ramona"
spellingShingle Estuche sardinas en aceite de oliva "Ramona"
Conservas Cerqueira
title_short Estuche sardinas en aceite de oliva "Ramona"
title_full Estuche sardinas en aceite de oliva "Ramona"
title_fullStr Estuche sardinas en aceite de oliva "Ramona"
title_full_unstemmed Estuche sardinas en aceite de oliva "Ramona"
title_sort
description En el anverso del estuche se presenta una mujer fumando con sombrero cordobés y mantilla en una imagen típicamente folclórica.
repository_str Repo_Museum
collection Museum
institution Anfaco
spelling 2023-10-14T10:08:18Z 1606 MA_DE_0047 Estuche sardinas en aceite de oliva "Ramona" Estuche sardinas en aceite de oliva "Ramona" El levantamiento militar y su triunfo transformó el país, todo cambia y la industria conservera se adapta al nuevo orden político, económico y social. El primer sacrificio fueron los mercados exteriores, teniendo en cuenta su origen como sector exportador, la pérdida de su esencia mudará el statu quo de la industria y proyectará durante casi cuarenta años otro sector menos dinámico, debido a la escasez de materias primas que se saldó con medidas interventoras del Régimen, regulando la distribución de los cupos de materias primas esenciales para el aceite o la hojalata a los fabricantes. De este modo, el intervencionismo y el control estatal se afirmaron en todas las actividades económicas, en la llamada autarquía. Por todo ello en la postguerra y casi toda la década de los cuarenta la publicidad se centró en la «españolidad» de los productos (FERNANDEZ, 2006, pág 211), y los mensajes ensalzaban la victoria y el nuevo orden e ideario surgido con el franquismo. La escasez llevó, en muchos casos, a un nuevo auge en la producción de las salazones por la falta de hojalata y aceite, o envases de peor calidad como la chapa negra en vez de hojalata, o se aplicaba técnicas de desestañado por la alta reciclabilidad de estos envases. Sin embargo, es durante este periodo cuando más fábricas de conservas se crean, animados por la abundancia costera de sardina de los años de la guerra civil y la expectativa de negocio tenido en cuenta que la conserva es un artículo de primera necesidad en épocas de crisis, el historiador Xoán Carmona lo denomina una avalancha de creación de fábricas de conservas a finales de los años treinta y principios de los cuarenta que tendrá un efecto muy negativo para el sector conservero porque debido a la política de reparto de cupos de materia prima propio de la autarquía se mantenía artificialmente empresas marginales a costa de restringir la producción de los más eficientes. En cuanto a la publicidad durante este periodo se impregna de propaganda política al servicio del nuevo régimen y en defensa del producto nacional debido al aislamiento resultante España de la 2 ª guerra mundial. La prensa, la publicidad, la correspondencia empresarial, e incluso el packaging de las conservas, en todo se exteriorizaba la adhesión con saludos y exhortaciones entusiastas a Franco y al ejercito glorioso. Las conservas también se visten de valores nacionales y aunque la mayor parte de ellas se fabricaran en Galicia representan la mujer flamenca en sustitución de las figuras femeninas con ropajes regionalistas del norte peninsular típicamente representada en la primera etapa. ; ; ; ; carton dibujo Industria conservera. Envase En el anverso del estuche se presenta una mujer fumando con sombrero cordobés y mantilla en una imagen típicamente folclórica. Conservas Cerqueira Vigo Estuchar, publicitar e informar envases de hojalata en blanco https://spinzam.com/shot/embed/?idx=311204 Conservas Cerqueira oficinas Vigo XPRANF00100 public_access
author Conservas Cerqueira
author_facet Conservas Cerqueira
publicationplace_str_mv Vigo
usedto_str_mv Estuchar, publicitar e informar envases de hojalata en blanco
principal_denomination_str_mv Estuche sardinas en aceite de oliva "Ramona"
generic_classification_str_mv Industria conservera. Envase
reasoned_classification_str_mv El levantamiento militar y su triunfo transformó el país, todo cambia y la industria conservera se adapta al nuevo orden político, económico y social. El primer sacrificio fueron los mercados exteriores, teniendo en cuenta su origen como sector exportador, la pérdida de su esencia mudará el statu quo de la industria y proyectará durante casi cuarenta años otro sector menos dinámico, debido a la escasez de materias primas que se saldó con medidas interventoras del Régimen, regulando la distribución de los cupos de materias primas esenciales para el aceite o la hojalata a los fabricantes. De este modo, el intervencionismo y el control estatal se afirmaron en todas las actividades económicas, en la llamada autarquía. Por todo ello en la postguerra y casi toda la década de los cuarenta la publicidad se centró en la «españolidad» de los productos (FERNANDEZ, 2006, pág 211), y los mensajes ensalzaban la victoria y el nuevo orden e ideario surgido con el franquismo. La escasez llevó, en muchos casos, a un nuevo auge en la producción de las salazones por la falta de hojalata y aceite, o envases de peor calidad como la chapa negra en vez de hojalata, o se aplicaba técnicas de desestañado por la alta reciclabilidad de estos envases. Sin embargo, es durante este periodo cuando más fábricas de conservas se crean, animados por la abundancia costera de sardina de los años de la guerra civil y la expectativa de negocio tenido en cuenta que la conserva es un artículo de primera necesidad en épocas de crisis, el historiador Xoán Carmona lo denomina una avalancha de creación de fábricas de conservas a finales de los años treinta y principios de los cuarenta que tendrá un efecto muy negativo para el sector conservero porque debido a la política de reparto de cupos de materia prima propio de la autarquía se mantenía artificialmente empresas marginales a costa de restringir la producción de los más eficientes. En cuanto a la publicidad durante este periodo se impregna de propaganda política al servicio del nuevo régimen y en defensa del producto nacional debido al aislamiento resultante España de la 2 ª guerra mundial. La prensa, la publicidad, la correspondencia empresarial, e incluso el packaging de las conservas, en todo se exteriorizaba la adhesión con saludos y exhortaciones entusiastas a Franco y al ejercito glorioso. Las conservas también se visten de valores nacionales y aunque la mayor parte de ellas se fabricaran en Galicia representan la mujer flamenca en sustitución de las figuras femeninas con ropajes regionalistas del norte peninsular típicamente representada en la primera etapa.
material_str_mv carton
technique_str_mv dibujo
xepreserve2dviewer_str_mv https://spinzam.com/shot/embed/?idx=311204
provenance_str_mv Conservas Cerqueira oficinas Vigo
_version_ 1805193788073705472